miércoles, noviembre 18, 2015

Crónica Salonera 2015


Os traigo mi Crónica Salonera de este año:
Nos levantamos a una hora desconocida para mi cuerpo (4 de la madrugada), desayunamos y me vestí rápidamente. Cogimos el avión y aterrizamos con algún que otro sustito (nos fuimos a un lado y por un momento pensé que tendríamos un disgusto). Una vez allí, preguntamos a un conductor de autobús y muy majo nos indicó que nos teníamos que bajar en la primera parada.
Llegamos alrededor de las 8 y la cola era considerable pero habían puesto barreras en posición de laberinto, la gente no paraba de andar, dando la sensación de avanzar... una vuelta, dos vueltas; tres vueltas...
Nada más decir mi hermana que era buena idea para que la gente no se colara, va y delante nuestro un chaval lo hace. Rápidamente lo hecharon sin miramientos.
Mi hermana se fue a la cola y yo a la puerta de la acreditación. Mientras esperaba a poder entrar me enamoré completamente de un chico que pasó delante de mi. Y os preguntaréis, ¿que tenía de especial aquel chico? ¡Pues que iba Cosplayeado de Ocelot! Iba muy chulo, además era alto y no pasaba desapercibido. El problema es que dentro lo estuve buscando y no lo encontré... snif snif.
Por fin pude entrar y esperé 10 minutos a que mi hermana entrara.
Nos dimos la primera vuelta, fui corriendo a Norma para pillar los puntos de libro pero para mi desgracia no quedaba ni uno... ¡NI UNO SOLO! Me quedé con el corazón destrozado.
En fin, vimos stands, hicimos compritas y fui al de Ivrea esperando el 3 tomos 20 euros, perfecta para la Kanzenban de Slam Dunk (sale uno gratis) y la chica me comentó que ya no la hacían, que este año era 5x6. Mi cara de Meme de Mother of Good me salió del alma. Pillé mi dinero y me fui. Me pareció una putada.
A las 11 se celebraba la Segunda Chibi Dolls and Party y ahora que ya sabía su ubicación exacta solo tardé 10 minutos en llegar. La verdad es que quedó muy mono todo y me compré una DAL customizada monísima que me hizo ojitos nada más verla.
Volví al Salón y me llamó mi hermana por el móvil diciéndome toda asustada que la habían hechado del recinto. Yo me sorprendi porque no entendía nada asi que después de reencontrarnos en el escenario me dijo que al estar esperando en la entrada vino uno de la organización y empujó a la gente que estaba allí. Quisimos volver a entrar pero había gente de la organización que no dejaba entrar a nadie diciendo que el aforo estaba completo y hasta que la gente de dentro no hubiera salido no nos dejaban entrar. Por fortuna solo tuvimos que esperar 5 minutos.
Otra vuelta y fuimos a comer fuera, en el puesto del autobús amarillo. La comida aunque estaba hecha estaba fría, no quedamos muy contentas. Lo comimos porque estábamos caninas. Se ve que no era solo cosa nuestra ya que había a nuestro lado dos chavales que opinaban lo mismo.
Fuimos a ver las exposiciones y nos esperábamos algo un poco más espectacular o grande. Creo que es mejor hacer una en condiciones y que deje buen sabor de boca que muchas y poco satisfactorias.
Otra vuelta y fuimos a pillar sitio para las conferencias de las editoriales. Estaba cansadísima, me faltó poco para dormirme. Se escuchó bastante bien y mis momentos TOP fueron dos: la chica que cerró la boca al de Planeta y el gallego que le dijo que la edición de One Piece era una mierda. ¡Glorioso!
Nos fuimos con tiempo, queríamos cenar en el aeropuerto sin prisas y sin sobresaltos.

Como os prometí, una foto mía Cosplayeada.

 La exposición que más me gustó.

 Hice un gran amigo.

 Gente.

 Y más gente.

 ¿Ha quedado claro que había gente?

 La exposición de los Dragones: no podía faltar el mejor de todos.

 Decir que son bonitas es quedarse corto.

 ¡Madre de Dragones al poder!

 La maqueta era impresionante, me gustó mucho.

 ¡Puños fuera!

 Me hizo gracia ver el cartel.

 ¡Bonita foto!

 La de mi gran amigo Mario. ¡Lo adoro!

 Un poco de historia de los videojuegos.

 ¡Yoshiiiiiiiiii!

Estos bolsos eran monísimos, aquí compré una camiseta de Totoros para mi querida Sandra y el bento rosa pa mí.

 La camiseta que os decía.

Y hasta aquí mi Crónica. Espero poder volver el año que viene, como ya es costumbre.

0 comentarios: