viernes, septiembre 18, 2015

Maratón de El Corredor del Laberinto

Ayer Ocimax, aprovechando que hoy se estrenaba Las Pruebas, organizaron un maratón proyectando las dos películas del Corredor del Laberinto (ya que aún no esta reseñada en el blog) y el post será más redondo y completo.
Cuando se estrenó no tenía intención de ver El Corredor del Laberinto, ya que no me llamaba la atención lo suficiente como para ir a verla. Pero como en estos casos nunca se puede estar segura y Sandruchi me mandó un mensaje para ir a verla. 
Salí del cine bastante encantada. Al no esperar nada de ella (no me acuerdo si vi el trailer) no me hice ilusiones y por tanto no iba con una idea preconcedida.
La historia me enganchó una barbaridad: empieza a saco, con la misma sensación de incertidumbre que el protagonista. Van explicando las cosas poco a poco, dando información al mismo tiempo tanto al protagonista como al espectador, aunque con tantos términos me costó un poco familiarizarme. 
Todos los personajes me cayeron genial excepto la chica, para mi la menos interesante y tampoco ayuda la cara de pava que pone la actriz en todas las escenas en las que sale. 
Me sorprendió que se centraran mucho en la amistad y compañerismo y dejaran a un lado cualquier tipo de romance.
Los efectos especiales son bastante resultones, sobretodo en los muros del laberinto (impresionan bastante) y los lazeradores (que dan asquito y su diseño me moló un huevo).
Hay giros de argumento bastante sorprendentes, tanto me gustó que a la mañana siguiente empezé a leer la saga (me leí tanto la trilogía como la precuela en dos semanas, os hacéis una idea del enganche que llevaba).
Vamos ahora a por el preestreno: Las Pruebas. Fui a verlas con mi hermana mediana.
SPOILERS
Solamente una palabra: decepción. No en referente a historia, sinó como adaptación. 
Ya sospechaba algo de este calibre con la primera escena en donde sale la madre de Thomas llamándole como tal (los lectores entenderán a lo que me refiero). Después todo va cuesta abajo. Casi toda la historia es inventada y muy light (me quedé con las ganas de ver los guardias colgados del techo o las bolas con pinchos). Y alli estaba yo, sentada en la butaca del cine con cara desagrado. Si dejamos eso a un lado la película está bien, entretiene. Para mi el momentazo es el del subterraneo con los raros pegados a la pared, da bastante ásco. 
Me gustó que cada personaje tuviera su protagonismo y que profundicen en sus relaciones. 
Teresa sigue igual de insoportable y pava.
Las escenas de acción son muy cañeras, sobretodo la del centro comercial con los raros.
Termina en un climax la mar de emocionante, dejando la miel en los labios y con unas ganas tremendas de ver como Thomas y los demás conseguirán su objetivo.
Resumiendo: los no lectores la disfrutaréis mucho, los que lo son, quitaos de la cabeza lo leído y dejaros llevar por Las Pruebas.

0 comentarios: