jueves, abril 30, 2015

El hombre de Acero


Desde Krypton, un planeta muy avanzado en temas tecnológicos, un bebé es enviado a la tierra dentro de una cápsula. Es el único superviviente. Aterriza en Kansas, y es adoptrado por un matrimonio.
Clark empieza a desarrollar poderes sobrenaturales que tendrá que aprender a controlar si quiere luchar contra una amenaza que pone en peligro al planeta Tierra.
SPOILERS
Risas... muchas risas... muchísimas risas... demasiadas risas.
Si Snyder pretendía hacer una comedia desde aquí le aplaudo, le ha salido redonda. Si por el contrario quería una película seria y oscura, al chaval le ha salido el tiro por la culata. 
Tiene escenas verdaderamente tronchantes y memorables:
-Cuando Clark encuentra la nave espacial y justamente los trajes son de su talla, sin que nadie supiera su peso y altura.
-Cuando empieza a volar, que da saltos gigantes que parece una mezcla entre rana y canguro.
-Jonathan le dice que hubiera sido mejor haber dejado a sus compañeros morir en el autobus ahogados que salvarlos. Me quedé de piedra en la butaca. ¡No me lo podía creer! ¿Qué valores de mierda le quiere inculcar a su hijo?, ¿qué padre diría eso?
-Qué Lois se vaya a esos helados mundos de dios sin ropa de abrigo y casi se muera congelada por el camino.
-La mala pareja que hacen. Química inexistente.
-La muerte de Johathan. Pero si con su megavelovidad lo podía haber salvado como si nada y nadie se hubiera enterado. Y el padre se niega, solo le faltaba sacar un pañuelo blanco del bolsillo del pantalón y agitarlo para despedirse. ¡Patético! Con una muerte mucho más creible hubiera estado mejor, una enfermedad por ejemplo. Contra eso ni el mismísimo Superman puede luchar. 
-Qué al final de la película dijera que vive en Kansas. Pero cabeza melón, no digas donde vives. Solo con que investiguen un poco (sitios donde hayan pasado cosas extraordinarias) ya tienen hasta tú dirección.
-Qué Lois grite su nombre real cuando ya es Superman para que todos alrededor lo escuchen. ¡Manos en la cabeza!
.Las peleas mareantes. Ya ya, se supone que van a una velocidad hiperhumana pero no se veía un carajo. No sabía si se estaban matando o bailando una jota.
-Qué Clark destrozara media ciudad (menos mal que tenía que salvarla que sinó el mundo entero explota).
-La escena que más me gustó fue cuando se enfada por que secuestran a su madre y le pega un piñazo por haberla hecho daño. ¡Eso es un hijo!
-¿Qué es eso de pedir ayuda espiritual en una iglea en vez de hablar tranquilamente con tú madre de un tema tan serio como el destino de la humanidad?, ¡es tú madre COÑO!
-Zod. No da miedo, parece un niño malcriado.

0 comentarios: