domingo, noviembre 04, 2012

Crônica salonera

Jueves 30 de Noviembre


Me levanto a las 4 de la madrugada, me arreglo y nos vamos mi padre y yo con el coche a buscar a Sandra.

Todo bien con el aviôn, llegamos al hotel sin problemas. Nos saliô un poco caro por una noche pero mejor ubicado imposible, en la misma plaza España. Dejamos las cosas, y vamos a desayunar que estamos caninas. Volvemos al hotel para disfrazarnos y a la taquilla para que Sandra pueda comprar las entradas. Esperamos un rato en la cola y entramos a comprarlas. Salimos y vamos a la cola "oficial". Casi nos da algo. Primer dîa petao. Pregunto por las acreditaciones y voy a buscar la mîa. No las tienen preparadas todavîa. La gente allî congregada se empieza a mosquear. En este aspecto un punto negativo a la organizaciôn. Despuês de un buen rato esperando por fin las tienen. Y es cuando me pasa la desgracia del dîa: al abrir la cartera no encuentro el DNI. ¡Me entra el pânico! Busco y busco y nada. ¡No estâ el puñetero!

Llamo a Sandra para contarle lo que me ocurre y voy al hotel. Es el ûnico sitio donde he ido y he sacado el DNI. Subo a la habitaciôn y nada. Bajo a recepciôn y pregunto por êl. Estâ allî. ¡Menudo alivio!

Vuelvo de nuevo, recojo la acreditaciôn y por fin entro. Son pasadas las 11. Encuentro a Sandra mirando la exposiciôn de Dragon Ball. Localizamos el stand de Mision Tokyo y pregunto a una chica por los comics de Rurouni Keshin que tenîa reservados y resulta que es Deirdre. ¡Por fin la conozco! Le presento a Sandra y hablamos poquito mientras busca los cômics. Le comento nuestros planes de la firma de Mashima para el Viernes y nos pregunta si tenemos nûmero del sorteo. Por desgracia le decimos que no. Nos despedimos de ella.

Vamos el stand de Norma para la firma de Mashima. Es pequeño. Igual que el de EDT. El de Ivrea sigue siendo gigante pero sobra mucho stand al llevar poco material. Pregunto si tienen alguna oferta.
El de este año es diferente. 3 tomos a 20 euros y se tiene que comprar de 3 en 3. Miro si estâ el primero de Slam Dunk pero no tengo suerte. No estâ. Al final me pillo el 1 y 2 de Vagabond y el 4 de Love x Mission.
Seguimos mirando los stands y en uno encontramos Art Books. Îbamos con el objetivo de pillar el de D.GrayMan y ¡BINGO! ¡Allî estaba! Sandra yo nos emocionamos. Le preguntamos al chico el precio y al ver nuestra cara interesada nos da un ejemplar para que podamos verlo por dentro. Ya habîa hablado con Sandra de que si encontraba algo que me gustaba me lo comprarîa como regalo de Navidad. Y eso fue lo elegido.
En otro stand un objeto llama mi atenciôn: puntos de libros muy chulos de Sebastian y Ciel. Habîa muchos modelos y todos muy bonitos. El hombre vino a ayudarnos a elegir. Estuvo atendiêndonos un buen rato, lo tuvimos solo para nosotras, jejejeje. Yo me quedê con 4 modelos y Sandra otros 4. Nos costô 5 euros en total.

El cansancio podîa con nosotras y fuimos a comprar unos bocatas de jamôn que nos costô un huevo y solamente nos pusieron una loncha en el bocata. ¡Quê triste!
Nos sentamos en una especie de taburetes no muy fiables al lado de una chica.
Ya con el estômago lleno dimos otra vuelta y preguntamos precios. Despuês volvimos al hotel a descansar. Sandra se quedô en un estado entre siesta y Nirvana. Querîamos ir a la presentaciôn del libro de La serie de la teva vida. Volvimos a ir al Salôn y estaba petado de gente para entrar en la sala de actos. Vino uno de la organizaciôn a decir a grito pelado que el aforo estaba completo y agarrô a Sandra por el brazo para hecharla. ???? Con toda la gente que habîa allî y le toca a ella pobre. Si, todo muy fuerte y surrealista. ¿Y para eso hemos dejado el hotel con lo agustito que estâbamos? 

Bueno, le propuse a Sandra ir a Selecta. Le preguntê si le interesaba algo y me dice que solamente las nuevas pelîculas de Evangelion. Fuimos a verlas y se tomô un tiempo para pensârselo. Al final cayeron, se las iba a comprar en dvd pero el chico le informô muy amable por su parte, que tenîan un pack con las dos juntas por el mismo precio en Blu-Ray y dentro tambiên estaban en dvd, asî que mejor imposible.

Fuimos a cenar y eso que era muy temprano aûn, las 6 pero estâbamos destrozadas. No sê como llegamos a un sitio llamado Chelsea donde las hamburguesas que nos sirvieron estaban de muerte. ¡Quê buenas! Muy tiernas y nada empalagosas. 

Llegamos al hotel como pudimos, los pies no nos respondîan. Nos tiramos desperadas en las camas no sin antes quitarnos las botas. ¡Menudo alivio!
Llenê la bañera de agua caliente y tomê un baño muy agradable. Pijama, ver un poco la tele y a dormir, que mañana vuelta a madrugar.

Viernes 1 de Noviembre

Hacemos el equipaje, dejamos el hotel no sin antes dejar las maletas en recepciôn para ir mâs cômodas.
No son ni las 8 y hay hay cola, no mucha pero si la suficiente para preocuparse por la firma de Mashima. Sandra y yo nos volvemos a separar. 

Estaba yo emocionado porque podrîa hacer fotos del salôn vacîo cuando le enseño mi pulsera roja al hombre de la entrada y me dice que no puedo pasar. Me sale sin esfuerzo mi cara de WHAT?
Pregunta por radio a que hora entran la gente con pulseras rojas y le responden que a las 10. ¡Mi gozo en un pozo! Y encima el hombre me dice que tengo que ir a la cola normal. ¡Sus cojones!
Le digo que el dîa anterior entrê por ahî y no tuve problemas. Me dice que no, que ese dîa se hace asî. Todo esto de forma un poco agresiva. Vuelvo con Sandra y le digo lo que me ha pasado. Estoy un rato con ella y como buena Tauro que soy, tozuda como yo sola, vuelvo a la cola de agreditaciôn. Menos mal que el tîo borde de antes no estâ. Me apoyo en una pared a hacer tiempo.
Vienen dos chicas disfrazadas de Naruto y Tsunade a entrar y otro hombre de la organización le dice lo mismo que a mî pero mâs educadamente. Se ponen a la cola, delante de mî y no se si fue el cabreo que llevaba encima con el hombre calvo que gritê con demasiada energîa: YO PRIMERA, YO PRIMERA.

La que iba de Naruto me contesta tranquila, no pasa nada. Me supo mal.
Me preguntan por quê estoy acreditada y les hablo de mi blog y empezamos a hablar. Ellas son de una organización llamada ACAB (Amics de la Cultura Asiâtica de Blanes): aacab.blogspot.com.
Y hablamos y hablamos: de series, de las editoriales…
Mientras tanto la gente de stands pasaban por nuestro lado sin parar. Ellos tenîan acreditaciôn negra y por tanto podîan entrar cuando querîan. Los de la cola oficial gritando como locos, insultando incluso, diciendo que no se colaran. ¿????? Pero si no lo hacîan, eran de los stands del evento, ¿tendrân que hacer su trabajo? Yo cada dîa entiendo menos a esta gente, ¡de verdad!

Pasa el tiempo y somos mâs en la cola de pulseras rojas. Hablamos con gente nueva nos reîmos de tonterîas.
Son las 10 y preguntamos al hombre si podemos entrar ya y nos mira en plan: venga va, dan lâstima las pobres. Y fue cuando empezó la locura: no mirê atrâs, no sabîa si habîan abierto la otra cola, corrî tanto como mis botas me lo permitieron sin tropezar y romperme la cabeza en el suelo.

Las chicas y yo somos las primeras. ¡Yujuuuuu! Nosotras mismas nos organizamos pero los de la otra cola vienen y nos empiezan a decir de todo menos bonitas: que si habêis entrado 30 minutos antes, que no vale correr… Si, esto ûltimo me dejô flipada. 

Las chica de Norma no sabe que decir, se han quedado mudas ante la escena que estân presenciando. No se ponen ni a favor ni en contra. ¡Muy fuerte!
Y es que al final me enterê que ficomic dibujô nûmeros a la gente de la cola- Cuando estâbamos dentro la gente se puso muy nerviosa y empezó a gritar como loca: que si yo tengo nûmero, y el otro diciendo que esto no es oficial; que no es justo…
Al final nos dijeron que solo la gente que estuviera delante de la caja obtendrían nûmero. Asî que como pudimos hicimos una cola. Os pongo en mi situación: la gente aplastândome contra una pared del stand y el palo negro que se me clavaba en… ejem… “allî”. Sin comentarios. Hasta que no pude mâs, apoyê las dos manos en la pared y empujê con todas mis fuerzas mientras gritaba a pleno pulmôn: ¡COÑO!. ¡TRANQUILOS!, ¡QUE ME VAIS A MATAR!

Fue tal el impacto que la gente se girô en mi direcciôn para mirarme,  dejaron de hablar y empujar. Pero para mi desgracia durô poco la felicidad. La pobre chica que tenîa delante la tenîa aplastadita y era la misma de nuestro grupo.
Hablamos de nuevo sin parar de reîr de tonterîas. Detrâs la gente empieza a hîperventilar y pide a grito pelao abanicos. Cojo todos los de puedo alcanzar y los voy pasando.
Por fin la chica pudo comprar el primero de Fairy Tail y como la chica de Norma no me veîa, la chica me hizo un gran favor de pillarme el pack de Monster Soul con mi dinero. Cuando ve que es la misma le dice: ¡pero a ti ya te he dado! Y me señala a mî diciendo: ¡es para esta chica! Yo saludo en respuesta. ¡Ya tengo mi nûmero! El 72.
Y para rematar la faena, me quedo atascada entre la gente. No puedo ni avanzar ni retroceder. Desesperada empiezo a gritar: ¡QUIERO SALIR!
Debieron verme bastante mal porque no se de donde salieron dos chicos que de cada brazo me arrastradon para sacarme de la cola. Pero me encuentro con el cordôn rojo, otro obstâculo que se me presenta sin avisar y es ahora una chica que me levanta el cordôn para que pueda pasar.
¡Puf! ¡Quê mal rato!
Desde aquî agradezco a todo el mundo que me ayudô: a las chicas de la organización ACAB (muy majas), a la que me comprô el tomo; a los dos chicos que me rescataron y a la chica que me abriô paso.
Doy una vuelta no sin antes llamar a Sandra para encontrarnos pero no me coge el telêfono. 

 Vuelvo a pasar por el stand de Ivrea y me alegro al ver que han traîdo mâs material, entre ellos el primero de Slam Dunk. No me lo pienso dos veces y pillo los tres primeros. Una mujer rubia muy maja me habla de la serie y me atiende muy bien.
Vuelvo a intentar llamar a Sandra y tengo suerte y oigo su voz al otro lado del telêfono. Resulta que estaba en el stand de Norma desde el principio. Nos encontramos y le comento mi odisea. Damos un voltio y en Madame Chocolate compro un monedero muy cuco. Y mientras voy a pagar dejo las compras encima en el stand viene un preadolescente y dice a un amigo: ¡mira! Y coge mi pack de Monster Soul. Le miro con cara de sorpresa y se lo quito de las manos. El pobre asustado y me pregunta si es mîo. Le digo que sî y me pregunta donde lo he comprado. Le mando al stand de Norma. 

Estoy sedienta y vamos a tomar algo mientras casi nos destrozan los tîmpanos con la mûsica a todo volumen.
Hacemos tiempo para la cola de Mashima. Nos organizan como pueden, de 10 en 10. Y, como no, hago otra amiguita, esta vez nueva, de no conocerla de ningûn sitio. Cada cierto tiempo voy flexionando las rodillas. Se escucha un ligero clack.
Nos informan de que se pueden hacer fotos pero no grabaciones en vîdeo.
Sandra estâ delante haciendo fotos y contemplando a Mashima. Despuês vuelve a mi lado, charlamos y se va a sentar al lado de una columna.
Pasa el tiempo pasa el tiempo y por fin una chica de Norma escribe mi nombre en un folio y me da a elegir entre dos modelos de lâminas.
Mashima me saluda con un: Hola todo contento. La traductora empieza a deletrear mi nombre y por las caras que pone le debe sonar muy raro. Nueve letras, si. Un poco largo, lo reconozco. Se ve que algo asî comentan porque ellos dos se rîen. Cuando ya me lo va a entregar la chica le comenta lo del acento en la I. Mashima no entiende, normal, ellos no tienen. Se cree que es un punto y lo pone y la chica lo corrige. Con mucho esfuerzo, como si la vida le dependiera hacerlo logra poner el acento. Estaba por decirle que no importaba, me sabîa mal. Le pregunto a la traductora si le puedo dar la mano. El me responde afirmando con la cabeza muy entusiasmado. Con la emociôn me voy sin la lâmina, menos mal que la chica que hacîa las fotos estaba “al loro” y me lo dijo.
Voy en busca de Sandra, le comento lo ocurrido. Y nos vamos a toda leche al hotel para recoger las maletas e ir al aeropuerto. Allî comimos, con un hambre de lobo. Cogimos el aviôn que iba medio vacîo y por fin llegamos a casa.
En resumen: me lo he pasado bien, pero ha habido fallos de organización que espero no se vuelvan a repetir en un futuro.

3 comentarios:

Deirdre dijo...

Me hizo mucha ilusión conocerte!!! >.< Lo de los problemas con las firmas de Mashima ... todo muy surrealista

Miya dijo...

OMG, flipando con lo de la firma!! De verdad, que locura, QUE LOCURA. Almenos saliste viva >_<

Lástima no haberte visto u.u y eso qeu estuve los 4 dias xD pero we, otro año será ^^

Moe_Roronoa dijo...

Ya te digo Miya, casi no lo cuento. Muy mal organizado.

Si, una lâstima pero seguro que nos vemos el siguiente.