lunes, noviembre 04, 2013

Crónica Salonera

El Sábado me levanté a las 5 menos 20 de la mañana  y me vestí de calle.  El día anterior habíamos dejado todo preparado para solamente vestirnos e irnos directamente al aeropuerto. A las 5 en punto nuestro padre nos llevó en coche. Esperamos un poco y pusimos rumbo a Barcelona. Llegamos sobre las 7 y poco. Nos metimos en el baño del aeropuerto y me vestí. Pillamos autobús y a las 8 y poco ya estábamos allí. Mi hermana ya se puso a la cola (que no era muy exagerada pero aún así había ya ambiente). Yo estuve un rato con ella para hacer tiempo para buscar la acreditación. Después me fui donde las entradas y justo al lado ponía Acreditación pero, como no, estaba cerrado, así que tocaba esperar. Pregunté a uno de Ficomic y me dijo que hasta las 9:30 o menos 15 no se abrían las puertas. ¡Pues cojonudo!
Hice un amigo mientras esperaba: un hombre que me preguntó varias cosas relacionadas con el mundillo.
La cola para comprar las entradas no paraba de crecer y vi a lo lejos una chica que me llamó mucho la atención y fui a por ella. La pobre, al acercarme y pedirle una foto se llevó un buen susto. No sé si es que no hablaba mi idioma o no se creía que le pidiera foto. No sé, algo muy raro.

 ¡La chica del susto!

 ¡Una Ace monísima! ¡Me encanta!

Abrieron por fin las puertas y salí de allí con mi apreciada acreditación.
Mientras esperaba ya para entrar mi hermana me llamó para saber si ya estaba en la cola o no. Y quedamos dentro, por si ella se perdía.
A las 10 en punto abrieron las puertas y entré en cuestión de minutos. Esperé a mi hermana unos 10 minutos (no llega) y entramos juntas sin problemas.
Lo primero que me despertó mi lado fan fueron los muñequitos de Pokemon, así que esperando a que estuviera disponible, me hice fotito.

 ¡Qué adorables! Venga va... ¡yo también!

No hicimos ni media vuelta y me topé con una chica que me sonaba y me sonaba y yo: ¿puede que sea Miya? ¡Y si lo era! Hablamos un ratito y nos despedimos. ¡Qué maja!
Hice compras y nos fuimos a descansar. Nos tiramos en una zona verde y aproveché para que mi hermana me hiciera fotitos.
Aquí sirviéndole té al conejito blanco.

 También bebí yo.

 Como tenía buena pinta lo rajé y me comí un trozo. ¡Estaba bueno! Así, crudito.

 ¡Buehhhhh! ¡Mi amiga Maya!

 Con Poison Ivy.

 Los sofás del Ikea, ¡yo tengo uno!

Esperando las conferencias de EDT y Norma.
Como ya muchos habréis podido ver decidí grabar en vídeo la de EDT por si se montaba la de Dios, pero no. La gente estuvo más que correcta.

El Señor Kago respondiendo a los lectores. Fue interesante, sobretodo por los de los Caganers, que se quedó flipado al verlo en una tienda y compró un puñao, jejejeje.

 Al bajarse del escenario estuvo haciéndose fotos con todo el que se lo pidiera, muy majo el hombre.

Antes había visto a Luigi y me quería hacer una foto con él pero el hombre que lo acompañana de la compañía Nintendo me dijo que después. Me quedé muy desilusionada. Pero resulta que mientras estaba el Señor Kago hablando, al lado del escenario, a la derecha lo ví de nuevo y no quise dejar pasar la oportunidad así que dejé a mi hermana sola y fuí a por él. Tuve que esperar bastante, por que los dos triunfaron, como la Coca Cola.

 No dejaron de posar.

 ¡Menuda narizota!

 Un primer plano de lado.

 Hasta Luigi se sorprendió que tuviera tantos fans.

 ¡Guapo!

 ¡Por fin la foto deseada! ¡Conseguida!

 Mario se puso celoso y también quiso que le fotografiara.

 Tan pesado se puso que al final lo amenazaron.

Volví con mi hermana para la conferencia de Norma. Esta no la grabé por que entre que estaba ya literalmente muerta de cansancio y el brazo me temblaba por estar más de 20 minutos alzando la cámara grabando la de EDT que preferí no hacerlo. 
Terminada la conferencia de Norma ya nos fuimos para el aeropuerto. 
Os preguntaréis, ¿no fuiste a ninguna de las exposiciones? ¡No vemos fotos! 
Pues solo la de One Piece y os digo el porqué: por estar decepcionada y desilusionada. ¡A penas había Pullips! Encontré en tres tiendas solamente, pocos modelos y a precios de escándalo. Ya son caras de por sí como para que les infles el precio más. Por ejemplo: el mismo modelo de Pullip con el kimono en una tienda estaba a 200 y en otra a 120. ¡Por mi amigo Dios! ¡Qué estamos hablando de una diferencia de 80 euros! Y yo por internet la he visto por 90. ¡Jorobate!
Así que me llevé un chasco enorme, la tienda oficial de Groove no vino al Salón, ignoro el motivo y me quedé bastante chof durante casi todo el día, pero en fin. No me fui con las manos vacias, como veréis en otro post.
Así concluye mi Crónica Salonera.

4 comentarios:

Jeanne Gainsborough dijo...

Hola!! no sabía la existencia de tu blog! y bueno, desde hoy te sigo!

Me ha gustado como has escrito la entrada ( además de que me has dado una envidia terrible ya que yo no he podido ir...)

En fin, si quieres pásate por mi blog^^

http://jeannealliance.blogspot.com.es/

Un abrazo!!

Jeanne

yue_sayuri dijo...

Tuviste un día movidito y entretenido ^^ Nosotros fuimos el jueves y fue tooodo mucho más relajado y con menos gente xD La foto con los pok tb nos la hicimos :P

Moe_Roronoa dijo...

Gracias Jeanne.
Okis, pues ahora mismo te añado.

Otra cosa no, pero entretenido si, jejejeje.
Es que quién era el guapo que se resistía a los pokemons, ¡era imposible!

jota-chan dijo...

Se nota que te lo pasaste muy bien, que envidia, tuvo pinta de molar cantidad y aunque no he leido nada de Shintaro Kago hubiera pillado algo para que me lo firmara y asi probar.